Select Page

De este linaje, dice el marqués de Mondéjar, que estando en Braga un rey de León, se prendó de doña Blanca Gutiérrez de Silva, señora de la villa del Prado, de quien tuvo hijos, que tomaron por apellido el nombre del señorío de su madre. A principios del siglo X, don Martín Díaz de Prado, prestó tan importantes servicios al rey Alfonso VII, que entre otras mercedes le hizo donación de la villa de Alvires. Don Juan de Prado y Mármol fue creado Conde de Belmonte en 1691; don Fernando de Prado Portocarrero, fue creado Marqués de la villa de Prado en 1724; don José María de Prado y Neyra, fue creado Marqués de San Martín  de Hombreiro en 1817.
Sus armas:  En campo de sinople, un león rampante de sable.

Sus armas: En campo de sinople, un león rampante de sable.

Este día veremos otro escudo donde tendremos la interpretación que se le da al color sable (negro).

De este escudo hay más información que la que acompaña al escudo, los hijos que tuvo doña Blanca, de esta relación, decidieron tomar como apellido el nombre del señorío de su madre y no el del progenitor (el rey), y como escudo tomaron el de los Silva, cambiando los colores, el de este apellido eran campo de plata y un león púrpura, coronado de oro, y los hijos de doña Blanca tomaron el color negro para el león, en razón de que las visitas del rey al señorío eran por lo regular en la obscuridad de la noche.
Como vemos en este caso se le da al color negro una interpretación muy singular.
paypal_butt_big2