Select Page

DEL TÍTULO DE DUQUE            maria-josefa-de-la-soledad.jpgDurante la dominación visigoda existieron en España los Ducados de Cantabria, Lusitania, Cartagena y Mérida.

       El de Castilla, Fernán González, en 1029 se apellidaba  Duque de los Castellanos; pero los primeros ducados, considerados como títulos nobiliarios y con carácter hereditario, no aparecen Hasta El reinado de Enrique II, “el de las Mercedes”, que creó Duque de Soria y de Molina, en 1370,  a Beltrán Dugueselin y de Benavente a su hijo natural don Fadrique de Castilla, con lo que pareció dar a entender que tal título solamente debía de darse a un hijo del Rey o a un Capitán que hubiese salvado al reino.

         El ducado de Soria y de Molina revirtió a la Corona en 1375 a cambio de docientas cuarenta mil  doblas.    

  El Ducado de Benavente se canceló cuando el Infante don Faderique murió en prisión por haberse alzado contra su hermano el Rey Don Juan I de Castilla.
          

        El Rey Don Juan I, solo concedió dos Ducados; el de Valencia de Campos, al Infante don Juan de Portugal, hijo del rey Don Pedro y de Doña Inés de Castro (casó este duque con doña Constanza, hermana del Rey de Castilla), y el  Ducado de Peñafiel, creado para su hijo el Infante don Fernando, que mas tarde había de reinar en Aragón, al que anteriormente había hecho Conde de Mayorga.              

        Don Juan II creó los Ducados de Arjona, Galisteo, Medina Sidonia, Trujillo y Villena; Don Enrique IV, creó los Ducados de Alba de Tormes, Alburquerque, Escalona y Huete; los Reyes Católicos, crearon los de Arcos, Béjar, Frías, Infantado, Maqueda, Medinaceli, Nájera y Huéscar; ya en tiempos de Felipe II había veinte grandes de España, que ostentaban el título de Duque.