Select Page

 

CAAMAÑO

Linaje gallego, según la leyenda, desciende los príncipes de Troya. Una de sus casas solariegas mas antiguas fué la de la villa de Noya, en la Coruña. Don García Rodrigo de Caamaño, señor de Rubianes y Villagarcía, fundó, con facultad real, el mayorazgo de la Casa de Rubianes en 4 de febrero de 1535. A esta familia perteneció don Mauro de Mendoza Sotomayor y Caamaño, creado Vizconde de Barrantes en 13 de diciembre de 1654, y marqués de Villagarcía en 7 de marzo de 1655; en 8 de marzo de 1761 fué concedida Grandeza de España de primera clase a la Casa de Villagarcía mientras estuviese unida al señorío de Rubianes, entendiéndose con este último, en caso de separación.
Don Jacobo Caamaño y Gayoso, natural de Santiago de Compostela, ingresó a la Orden de Montesa en 1791. En el mismo año ingresó en la Orden de Carlos III don Juan Miguel Caamaño Magallanes, natural de Vigo. Pertenecieron a la Orden de San Juan  de  Jerusalén: don Vicente  Caamaño Gayoso  en 1726; don Ramón Caamaño, natural de Santiago de Compostela en 1747, y don José Caamaño, de la misma naturaleza en 1775. Don Antonio Caamaño y Gayoso, natural de Santiago de Compostela, probó su nobleza, en 1752 para ingresar a la Real Compañía de Guardias Marinas.
El título de Marqués de  Casa Real, concedido en 1760 a don Francisco García de Huidobro, fué rehabilitado en 1915 por doña Teresa Pastoriza Caamaño y Márquez de la Plata, dama de la Real Maestranza de Zaragoza.
Sus armas: En campo de sinople, un león rampante de plata.

paypal_butt_big2