Nos dice el Nobiliario Español de don Julio de Atienza, Barón de Cobos de Belchite, que este linaje desciende de Pelayo Fruela, “el Diácono”, nacido en el siglo X, ricohome de Don Alfonso V y de Don Bermudo III, de quien también descienden los linajes de Cisneros y Flores. Además que probó nobleza en todas las Ordenes Militares en diferentes épocas, enlazando con numerosas casas de la Grandeza. Entre los títulos nobiliarios concedidos a este linaje, están los de Conde de Ureña, concedido por Don Enrique IV, en 1464, a don Alonso Télles-Girón, Señor de Ureña, Osuna y Peñafiel; Grandeza de España de primera clase, reconocida por Don  Carlos I en la distinción de 1520, y que después pasó al Ducado de Osuna al crearse éste, que  fuera  concedido  en  5  de  febrero  de 1562, a don Pedro Téllez-Girón, V Conde de Ureña. El título de Marqués de Peñafiel, concedido en 1 de octubre de 1568, a don Juan Téllez-Girón, para los primogénitos de la casa de Osuna. El de Príncipe de Anglona (título de Cerdeña), concedido el 17 de septiembre de 1767, con el Marquesado de Márguini y Condados de Osilo y de Coguinas a doña María Josefa de Silva y Téllez-Girón; Grandeza de España de segunda clase, personal, en 20 de abril de 1820, al Príncipe  don Pedro Alcántara Téllez-Girón, declarada hereditaria al mismo  en 19 de marzo de 1835, y el título de Duque de Ahumada, concedido con Grandeza de España de primera clase, el 11 de abril de  1836, a don Pedro Girón, IV Marqués de las Amarillas.
Sus armas: Escudo de oro y tres girones de gules. Bordura jaquelada  de oro y gules, en tres órdenes.

paypal_butt_big2