Linaje  aragonés. Ya en el siglo XIII, un noble llamado Alonso de Rojas, determina ir desde Bureva, con gentes de armas pagadas a su costa, a pelear contra los moros del reino de Valencia, en ayuda del rey don Jaime de Aragón. Muy fuerte debió ser su ayuda, por que una vez terminadas las campañas, el citado Rey Don Jaime, hizo a Alonso de Rojas valiosos presentes, en forma de ricas heredades. Le distinguió además con el nombramiento de Capitán de Caballos. Este linaje muy pronto emparentó con familias de la alta nobleza de donde proceden los marqueses de Poza, los condes de Mora y los condes de Orgaz.
Don Francisco de Rojas y Guevara fué creado Conde de Mora en el año 1602. Grandeza de España de primera clase fué otorgada en el año 1756 al VII Conde, don José Antonio de Rojas y Toledo, Marqués de la torre de Esteban Habrán; don Jerónimo de Rojas y Rojas, creado Marqués de la Peña de los Enamorados en el año 1679; don Pedro de Rojas y Contreras, fué creado Marqués de Villanueva de Duero en el año 1740; don José de Rojas y Contreras, Marqués de Albentos en el año 1761; don José de Rojas, fue creado Conde de Casa Rojas en el año 1790, y don Eduardo de Rojas y Alonso, Conde de Montarco en 1879.
Sus armas: Escudo en oro, con cinco estrellas de azur.

paypal_butt_big2