Select Page

Linaje vasco, de Irún (Guipúzcoa). Caballeros de este apellido acompañaron al rey Fernando III, en el asedio y reconquista de Sevilla, en el año 1247, por lo que quedaron ricamente heredados, al igual que en Andalucía, por haber participado en la batalla de Navas de Tolosa.
Diego de Zamora y Aguilar, natural de Oyarzun, pasó a establecerse en la región de La Mancha, donde fundó varios Mayorazgos, de quien descienden los Zamora de la provincia de Ciudad Real.
Este linaje probó su nobleza e hidalguía en las Ordenes de Santiago, en 1786; en la orden de Carlos III, en 1783, 1794 y 1796; en la Orden de San Juan de Jerusalén, en 1676, 1685, 1692, 1712 y 1753.
Sus armas: En campo de gules un castillo de plata. Bordura de azur con ocho estrellas de oro.

paypal_butt_big2