Select Page

GIL

Los de este linaje dieron pruebas de valor y heroísmo desde tiempos de la Reconquista, acompañando a don Pelayo. Ellos fueron don Miguel Gil y dos hijos suyos, quienes fundaron casa solar en el valle de Mena, cerca de la villa de Espinosa de los Monteros. Ya teniendo la Península monarquías cristianas, que aún luchaban contra los moros aparece otro descendiente de este linaje, don Alonso Gil, que fue Alférez en los Ejércitos del rey don Ramiro, al que prestó relevantes servicios. En el año 1248, en la conquista de Sevilla, resultaron famosos por su bravura cinco miembros de este linaje, que fueron Juan, Martín, Rui, Blasco y Manrique Gil, por lo que el Rey Fernando “el Santo”, en su lecho de muerte, recomendó a su hijo y sucesor, el Rey Alfonso “el Sabio”, que remunerase con mano generosa a estos caballeros, lo cual hizo.
Sus armas: En campo de sinople tres escudetes de oro bandados de azur, con una cruz llana del mismo metal, encima de cada uno.

paypal_butt_big2