MONSALVE

Este linaje es muy noble y antiguo en España, y estuvo en el apogeo de su gloria desde fines del siglo XIV hasta fines del siglo XVI. Entonces florecieron Pedro Díaz de Monsalve, comendador de Carrizos en la Orden de Santiago; Luis de Monsalve, veinticuatro de Sevilla; Rodrigo de Monsalve veinticuatro de Ubeda; Juan de Monsalve, comendador de las casas de Salamanca en la Orden de San Juan; Pedro Ortega de Monsalve, maestrescuela de Granada; Juan de Monsalve, maestresala y gran privado del rey Don Enrique IV; Francisco de Monsalve, dean de Sevilla, que solicitó y promovió la canonización del santo rey Don Fernando III; Francisco de Monsalve, uno de los primeros conquistadores y pobladores de las Indias Occidentales; Diego de Monsalve, caballero de la Orden de Calatrava, conquistador de la ciudad de Coron, en Grecia, llamado por su esfuerzo bélico el Capitán Monsalve, muy estimado del emperador Carlos V.
Los descendientes de este linaje, cuya casa solariega estaba en Zamora, llevaban comunmente: Escudo de sinople, una águila explayada de sable con dos cabezas, coronadas de oro, los pies también de oro, y en ellos una corona del mismo metal; bordura de azur y ocho flores de lis, de oro.

paypal_butt_big2