Select Page

Entre las mas ilustres casa de Galicia se cuenta la de Camaño*, pués uno de sus esclarecidos hijos firmó como testigo una escritura del Rey Don Alonso V, otorgada a favor del monasterio de Celanova, en el año 1002, lo cual revela gran nobleza y remota antigüedad.
En tiempos menos remotos, en el reinado de Don Enrique II, floreció don Frey Juan de Camaño, comendador de Caracuel en la Orden de Calatrava.
En el siglo XVII fué caballero de la Orden de Santiago y cardenal de la S. I. R. don Fernando de Camaño y Mendoza. Y posteriormente muchos de sus hijos han brillado en las armas y las letras y obteniendo los más importantes cargos y elevadas dignidades eclesiásticas y civiles, políticas y militares, pareciéndonos  digno de particular mención don Fernando de Andrade y Sotomayor, hijo de la ilustre casa de Camaño, quien reunió en sumo grado altas prendas que rara vez hermanan en un mismo sujeto, como son las virtudes y sabiduría del eminente prelado, con el esfuerzo bélico del  insigne capitán**.
Las armas de Camaño son: Escudo de oro y tres roeles de plata, con tres fajas de gules cada uno, y estas cargadas de ocho aspas de oro, dos en la faja de arriba, cuatro en la del centro y dos en la de abajo

*Se halla tambien escirto Caamaño, Caamanho y Camano.
**Como claramente aparece en el siguiente pasage:
“don Fernando de Andradae y Sotomayor, hijo segundo de la casa de los marqueses de Villagarcía, siendo arzobispo de Burgos en el año 1637, fué virey y capitan general de el reino de Navarra, con ser los puestos que en tierra de labor habian ganado nuestras armas, y oponiéndose á los designios de el duque de Valera, general de Francia, que orgulloso de haberse retirado nuestro ejército de Ciburo y padecido notable rota el que estaba en Leocata, intentaba con particular cuidado invadir aquellas fronteras; pero conociendo el valor é industria de nuestro arzobispo, y con gran sagacidad penetraba sus intentos, y aun no se le oculatban sus resoluciones: y temiendo, como tan gran soldado, que quien le hacia rostro con tanto despejo y esfuerzo tenia mayores fuerzas de las que él sospechaba, se retiró por fines de noviembre del dicho año de 1637, contentándose con haber hecho rostro a nuestro arzobispo y á su ejército. Despues fué presidente del consejo de Cantabria, que S. M.  mandó formar en Vitoria el año de 1610, para la resolucion de las disposiciones que se ofreciesen en las fronteras de Navarra y Cantabria; y el año de 1642 le nombró S. M. por virey y capitan general del reino de Aragon, que no aceptó; y despues siendo arzobispo de Santiago, le eligió por gobernador y capitan general del reino de Galicia, y lo que mas ensalzará su memoria, es haber fundado y dotado el monasterio de monjas recoletas de la órden de San Agustin, en su casa de Vista Alegre.
Murió este ilustrísimo prelado y excelentísimo capitán el año de 1655, dejando ilustradas la patria y familia con dos títulos en cabeza de su hermano Don Mauro Mendoza y Camaño, caballero de la órden de Calatrava, con el de marques de Villagarcía y vizconde de Barrantos”

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo IV, página 83, Num. 1664
Madrid, 1857.

paypal_butt_big2