MANCEBO

En el archivo general de Simancas se encuentran documentos que prueban su antigua nobleza, uno de ellos corresponde a la confirmación por el Rey Enrique IV de un privilegio otorgado a don Pedro Mancebo. Don Diego Berreiro, Rey de Armas de Felipe IV, en certificación dada a don Silvestre Mancebo en 1664, le señala como un descendiente de la casa de su apellido en Asturias. El origen del apellido se achaca a un caballero que siendo mancebo, defendió un castillo con tal valor que rechazó a los moros. Caballeros de este linaje probaron nobleza en la Real Chancillería de Valladolid  en 1576, 1722, 1766, 1772, 1783, 1825 y 1834.
Sus armas: En campo de plata cuatro barras de azur, bordura de plata con siete armiños de sable.

paypal_butt_big2