Select Page

FARIA DE VARGAS

Faria de Vargas. Hace todavía muy pocos años que en la calle de Espejo de esta corte, en el sitio mismo que ocupa ahora una hermosa casa señalada con los números 9 y 11, había otra muy antigua, en cuya fachada estaban esculpidas en piedra las armas que en este número pintamos. Esta antiquísima casa hizo parte del mayorazgo que fundó, en el año 1568. Don Pedro de Vargas, que ocupó un lugar distinguido en la corte de Felipe II, y era descendiente del noble Iban de Vargas, cuyas tierras cultivó el glorioso San Isidro. Sucedió más tarde en dicho mayorazgo Doña Polonia Faria y Vargas, cuya única hija fué monja profesa en el convento del Caballero de Gracia.
En cuanto al apellido de Faria dice Ocariz:
“La sagrada escritura hace mención de Fara, singular ministro de Gedeon, y de Faray, en el Libro de los Reyes. En creta hubo ciudad llamada Fara, y en Dalmacia, Faria, y rio Fario… entre Duero y Miño esta el solar y estado que fué deste linage, y se llama tierra y castillo de Faria: y es constante noticia, hay deste apellido en Portugal desde que entraron los romanos por el triunviro monetario Nonio Faria, que esculpió su apellido en la moneda que es fabricó; y era portugués, de quien fué sucesor pasados tiempos otro Nonio Faria, 1er. señor de aquel castillo. Don Fernando Perez de Faria, rico-hombre y alcalde mayor de Miranda, reindo Don Alonso el III, padre de Nuño Gonzalez de Faria, ptrestamero de Faria, y la torre de Faria, poderosa y asistida de gente después, en tiempo del primer rey de Portugal, en que fué señor poderoso Juan de Faria, rico-hombre, y Tomás de Faria, conquistador de Jerusalén.
Las indicadas armas son: Escudo partido; el 1o. de gules y un castillo acompañado de cinco flores de lis, que es de Faria; el 2o. de azur y tres fajas ondeadas de plata, que es de Vargas.

paypal_butt_big2*