Linaje castellano, con casa solariega en Logroño. Don Francisco Barrón y Tejada ingresó en la Orden de Santiago en 1626; su hijo Rodrigo Barrón y Tejada lo hizo en la de Calatrava en 1661, y su nieto don José Antonio Barrón y Fonseca en la de Santiago en 1656. todos eran naturales de Logroño. Don de Barrón probó su nobleza en la Real Chancillería de Valladolid en 1516.
Sus armas: En campo de azur, una parra de su color con racimos; bordura de gules, con nueve aspas de oro.

paypal_butt_big2