ROCABERTI

Rocabertí. La casa de los vizcondes de Rocaberti fué muy considerada en Cataluña antes de que hubiese condes de Barcelona, de modo que hace ya más de mil años que ocupa un lugar eminente en los anales de aquél principado. Así lo afirma Mosen Febrer, que escribió sus preciosas trovas en el siglo XIII, como queda repetidas veces expresado, añadiendo que a principios de dicho siglo era señor absoluto de Peralada Juan Rocabertí, deudo del rey Don Jaime I de Aragón, a quien sirvió con valor y lealtad, auxiliándole eficazmente con gente de sus señoríos en las guerras contra los moros del reino de Valencia. Ya por los años 986 gozaba del título de vizconde Don Dalmau de Rocabertí, que acompañó al conde Borrell a la conquista de Barcelona. No es de admirar que una casa tan antigua y principal haya contraído desde aquellos tiempos alianzas de parentesco con las principales y más poderosas de España, como se desprende de los apuntes genealógicos abajo puestos, y haya producido numerosas ramas, fecundas en esclarecidos y eminentes varones, que siguiendo las gloriosas huellas de sus antecesores, han conservado y continuado hasta nuestros días con sus nobles hechos y preclaras virtudes la grandeza y explendor de su egregia y elevada estirpe. Don Dalmau Berenguer, vizconde de Rocabertí, núm. IV, fué tan poderoso que tuvo guerra con los condes de Ampurias y los de Barcelona. Don Rodrigo Rocabertí, hijo del anterior, fué obispo de Zaragoza. don Jofre, núm. IV, se distinguió en la memorable batalla de las Navas de Tolosa; y Don Ramón de Rocabertí, hermano suyo, fué arzobispo de Tarragona. Don Dalmau de Rocaberti, número VII, tomó parte en la conquista de Mallorca bajo las banderas de Don Jaime I de Aragón. don Benedicto de Rocabertí, hermano de Don Jofre, número VIII, fué, como su tío en segundo grado Don Ramón, arzobispo de Tarragona. El antiguo e importante condado de Peralada se incorporó en la casa de los vizcondes de Rocabertí por el casamiento de Don Dalmau, número IX, con Doña Ermesenda de Navata, señora de dicho condado. Tuvo Don Dalmau de este y de su segundo consorcio, siete hijos y seis hijas; estas casaron con poderosos caballeros de su tiempo, á excepción de dos que fueron monjas; aquellos fueron varones eminentes, en las armas unos, otros en las letras, y todos de preclaras virtudes. Así Don Pedro, hijo segundo, fué obispo de Gerona; su hermano Don Guillén fué arzobispo de Tarragona y el tercer hijo de este ilustre linaje obtuvo tan elevada dignidad, pareciendo por tanto que estaba vinculada en la casa de los vizcondes de Rocabertí; Don Dalmau, hermano de los anteriores, fué caballero templario ; otro de los siete hermanos, del mismo nombre Dalmau, como el anterior, fué señor de San Lorenzo; Don Guerau fué señor de Vilademuls, y el rey Don Jaime II de Aragón le envió de embajador para poner paz entre los reyes de Nápoles y Sicilia. Don Felipe Dalmau de Rocabertí, núm. XIII, uno de los principales y más poderosos barones de Cataluña, fué capitán general de Atenas y Neopatria, en Grecia.
Las armas que señala Mosen de Febrer a Juan de Rocabertí, expresado al principio de este número, son: Escudo de plata y cuatro roques de ajedrez de gules; en el jefe dos cintas ó barra de este color puestas en pal.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo III, página 82, Num. 1252
Madrid, 1857.

paypal_butt_big2