Select Page

miranda2

Miranda. Alvar Fernandez de Miranda, a quien se reconoce por tronco y progenitor de este antiguo y calificado linaje, no solo influyó poderosamente en el ánimo del rey Don Ramiro I para que se negara rotundamente a pagar a los moros el tributo de cien doncellas cristianas con que en el 783 el usurpador Mauregato habia comprado la alianza y amistad de Abderramen I, sino que fué también uno de los héroes que más brillante parte tomaron en la sangrienta y memorable batalla que con este motivo se trabó en la villa de Clavijo entre los ejércitos de Don Ramiro y Abderramen II, cuyo feliz resultado fué la abolición de tan abominable y odioso tributo, impuesto a los reinos de Leon y Asturias.
Acerca de este tributo y de nuestro héroe Alvar Fernández de Miranda, léese lo que sigue en Tirso de Avilés:
“Y parece que los concejos de Cangas y Tineo debian por su rata cinco doncellas hijas-dalgo, y llevándolas cinco moros á quien se habian entregado, en las  riberas del rio Sil, viniendo de Santiago en romería un Alvaro Fernandez de Miranda, se hincaron de rodillas las doncellas delante de él, pidiéndole las librase de los moros, el cual entró en batalla con ellos y los mató y libró a dichas doncellas, y las volvió á sus padres, y de allí se fué al rey Don Ramiro, pidiéndole la merced que no permitiese que se pagasen de allí adelante aquellas cien doncellas, mediante ser un menosprecio de la honra de Dios y suya, y á esto le ayudaron otros caballeros dichos Ponce de Leon. Por cuyo ánimo, el rey Don Ramiro juntó su gente y salió de Leon contra los moros, los cuales ya venian contra él por les haber negado dicho tributo. Y en la villa de Clavijo fueron vencedores los de Don Ramiro con la ayuda del apóstol Santiago, que milagrosamente pareció en la batalla, como cuenta la historia del rey Ramiro I, y fué redimido (el tributo). Y en memoria de esto se hace una fiesta de las doncellas en la ciudad de Leon, dia de Nuestra Señora de agosto. Y por esta batalla de dichos cinco moros, de los cuales libró las cinco doncellas el tal Miranda, y haber sido principio de que se restaurasen las cien doncellas, fueron dadas armas á los de Miranda y a los Ponces de Leon las cinco doncellas…..”
Además de las cinco doncellas, pintan en sus armas los de la casa de Miranda, cinco veneras* en memoria de las que llevaba Alvar Fernandez en su esclavina cuando encontró á los moros con las cinco doncellas cautivas. Y añaden dos serpientes en orla, porque un animoso hijo de esta ilustre casa dió muerte á una fiera y descomunal serpiente que causaba grandes estragos en Soto de los Infantes.
De modo que las armas de la casa de los Miranda son: Escudo de gules y cinco bustos de doncellas puestos en sautor, y cinco veneras de oro interpuestas así: una medalla en el  jefe, dos cruces en los flancos, una cruz y una estrella en la punta; en orla dos serpientes con las cabezas y colas cruzada, en el jefe aquellas, y estas en la punta.

*Llámanse veneras las conchas, y por estension las cruces y medallas que los peregrinos suele traer cosidas en sus esclavinas en signo de su peregrinacion.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo II, página 110, Num. 837
Madrid, 1857.

Esclavina es una capa corta, que solían usar los peregrinos.

paypal_butt_big2