Select Page

ALOS

Alós. El linaje Alós es muy noble y antiguo en Cataluña, donde sus descendientes fundaron varias casas solares, siendo las principales la de Berga y la de Barcelona, extendiéndose después en varios puntos de la Península y en las islas Baleares. En la conquista de Valencia, y particularmente en los sitios de Játiva y de Vinaroz, se hizo notable Raimundo Alós, cuyo arrojo rayaba en  temeridad, de modo que hasta los mismos sarracenos admiraban su intrepidez y valentía.
Cuando en el año 1536, con motivo de las desavenencias del Sumo Pontífice con el emperador Cárlos V, entró en Roma Hugo de Moncada con un pequeño ejército de españoles, alemanes y napolitanos, codiciosos los soldados de las inmensas riquezas que atesoraba la Ciudad Eterna, después de haber robado las del Vaticano, iban a saquear la iglesia de San Juan de Letrán; pero noticiosos de ello Moncada y alguno de los intrépidos guerreros, se opusieron valerosamente al tropel de soldados, consiguiendo guardar y defender aquella magnífica basílica de tan impía profanación. Agradecidos los romanos, mandaron esculpir en la misma basílica las armas y apellidos de tan heróicos defensores, entre los cuales mereció la gloria de ser inscrito un noble y esforzado caballero del apellido Alós. Las armas de este linaje consisten generalmente en un vuelo ó ala alusiva a la palabra Alós, acompañada de distintos accesorios. El referido Raimundo Alós ostentaba: Escudo de gules y un vuelo bajado de oro; partido del mismo metal y una cepa con hojas de sinople.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo I, página 55, Num. 136
Madrid, 1857.

paypal_butt_big2