Suilly. Para dar una idea de la grandeza y esplendor de la casa de Suilly, basta citar los principales deudos y ascendientes de Beatriz de Suilly, con quien casó Aimerico VIII, vizconde de Norbona, almirante de Francia, descendiente por varonía del conde Don Pedro  Manrique de Lara.
Fué Beatriz de Suilly, dice Salazar, no solo esclarecida por la calidad de hallarse prima hermana de las reinas de Castilla y Francia; de Jaques, rey de Chipre;  de Wenceslao, duque de Brabante y de Luxemburg; de las condesas de Saboya y de Beaumont-le-Roger; de Luis II, duque de Borbon, y otros príncipes, sino por ser descendiente por varonía de los condes de Champaña, una de las mayores casas de la cristiandad toda, que dió reyes a Inglaterra, Navarra y Jerusalen, y princesas á todos los dominios soberanos del cristianismo. Fué Beatriz hija de Juan, señor de Sully, y de Margarita de Borbon, hermana de Pedro, duque de Borbon; de María, reina de Chipre y Emperatriz de Constantinopla ; y de Beatriz, reina de Bohemia y de Polonia; todos hijos de Luis I, duque de Borbon, nieto de San Luis, y de María de Henao, su muger, hija de Juan II, conde de Henao, y de Felipa de Luxemburg.
Las armas de Suilly son: Escudo de azur, sembrado de flores de lis de oro, y un leon de este metal.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo III, página 26, Num. 1140
Madrid, 1857.