LILI
 
Lilí. En la villa de Monreal de Deva, en el último término de su territorio, entre el Oriente y el Mediodía, serpentea un arroyuelo que baña los muros de la torre y antiguo solar de Lilí, una de las catorce casas principales de la provincia de Guipúzcoa. De allí fué originario Liliola, obispo de Pamplona por los años de 1589; y en la memorable conquista de Jerusalen, año 1214, se distinguió por su esfuerzo y valentía el señor de Lilí. Procedió también de este ilustre solar Fray Francisco de Lilí é Idiaquez, hijo legítimo de Don Juan Perez de Idiaquez y Doña Domenca ó Domenga de Lilí, que nació en el año 1498; y estando en 1533 de guardian del santuario de Aranzazu, fué electo obispo de Adria, en Italia, por el rey Don Felipe II. Don Enrique de Lilí, hijo de Juan Beltran de Lilí y Doña Catalina Hurtado de Mendoza*, fué general de los ejércitos y gobernador de Siracusa y Valderroto en el reino de Sicilia, y mereció ser agraciado por el rey Fernando II de Sicilia con título de conde de la villa de Alache ó Alacha, cuya villa, título y derechos inherentes reunió por auto otorgado en Mesina á 10 de mayo de 1466, á su palacio de Lilí, para que se perpetuase en él la memoria de sus altos merecimientos. De este mismo solar fué descendiente Don Miguel de Lilí, hijo de Juan Perez de Lilí e Idiaquez y Doña Maria Juaniz de Zuazola, el cual fué gobernador de la ciudad de Trapana y conservador del patrimonio de Sicilia.
Las armas de la ilustrísima casa de Lilí son: Escudo de plata y tres flores de lis de azur.
*Se previno y dispuso en la fundacion del vínculo de la casa de Lilí, que fuese con gravámen de armas y apellido; que si recayesen en hembra, el que casare  con ella y sus descedientes hubiesen de tomar y anteponer á sus armas y apellidos propios el apellido y armas de Lilí.
Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo IV, página 15, Num. 1564
Madrid, 1857.