BURGOA

La mayoría de los autores señalan a este apellido como de procedencia vasca, emparentada con la casa de Mújica. Se basan para ello, en el hecho de que el 5 de abril de 1526, el Bachiller Martín Pérez de Burgoa asistió a la Junta del Señorío de Vizcaya, siendo uno de los nombrados para revisar los antiguos Fueros. Un caballero, don Juan Francisco de Alducín, natural de Goizueta (Navarra), probó su descendencia de varios solares nobles del linaje Burgoa, lo que la valió ser admitido en las Cortes de Navarra, derecho que se le reconoció en los Tribunales del Reino  en el año 1665.
Sus armas: En campo de oro, tres bandas de azur. bordura jaquelada en plata y gules de dos órdenes.