Select Page

Caldés. Pedro Caldés, natural del pueblo de su nombre, tuvo la suerte de no recibir nunca daño alguno del enemigo, á pesar de haber sido siempre de los primeros en el combate y uno de los que escalaron las murallas de Valencia. El rey Don Jaime lo tuvo por muy valiente y entendido capitan, y le hizo gentil-hombre de su mesa. Traias por armas: Escudo de plata y tres calderos de oro.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo I, página 113, Num. 298
Madrid, 1857.