CHECA

Checa. Procede de la real sangre goda, así lo aseguran varios autores y Diego de Urbina, regidor de Madrid y rey de armas en tiempo del rey Don Felipe II, asegurando que es tan acrisolada su nobleza y antigüedad que compite con las más elevadas de estos reinos; existiendo su primitivo solar infanzonado en la villa de Checa, cerca de Medina de Aragón, del cual provino otro cerca de Toledo. Expresan los indicados autores que de su primitivo tronco dimanaron frondosas ramas que se han mantenido con el claro origen y generosa sangre de sus ilustres ascendientes. Y el expresado Diego de Urbina asegura que entre los varones eminentes de este noble linaje, además de otros  muchos que florecieron en tiempos anteriores, se distinguió Don Santiago Checa, caballero de la órden de la Banda, que sirvió con celo, valor y lealtad al rey Don Alonso el último y a su hijo y sucesor el rey Don Pedro. Cuando el infante Don Enrique, dando muerte a su hermano el expresado rey Don Pedro, se apoderó del trono, en vez de ensañarse contra los que se habían declarado en contra de sus pretensiones defendiendo a su soberano, supo al contrario reconocer su valor y lealtad, y procuró atraerlos a su gracia haciéndoles muchas mercedes y declarando ricos-hombres a los principales, entre los cuales mereció ser contado nuestro esclarecido caballero Don Santiago Checa. Casó con Doña Ana Sánchez de la Campa, y tuvo por hijo a Don Domingo Checa, que fué caballero de la órden de Calatrava. Don Pedro de Checa, descendiente de los anterires se señaló en el cerco y asalto del castillo de Vilches y en otras batallas contra los moros en tiempo del rey Don Juan II. Don Francisco de Checa, hijo del anterior, fué caballero de la órden de Santiago, y sirvió con valor y lealtad al rey Don Enrique, muriendo gloriosamente en la vega de Granada peleando contra los moros. Don Miguél de Checa, de esta ilustre familia, igualmente caballero de la órden de Santiago, obtuvo el importante cargo de maestre de campo del mar Océano y costas de Andalucía. Las armas de Checa son: Escudo de plata y una torre de azur aclarada de oro y sable, sumada de una bandera de plata con una cruz de Calatrava de gules, y un lebrel al pié de la torre.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo II, página 117, Num. 843
Madrid, 1857.