Select Page

CONDE DE SAN SIMON

San Simon. Mas de 400 años antes de la venida del Señor resonaba ya en el orbe, si bien algo modificada, la palabra Crespí, nombre de una de las mas nobles y antiguas familias patricias de Roma, donde sus ilustres hijos se dieron a conocer ventajosamente obteniendo y ejerciendo con gloria los importantes cargos de cónsules, pretores, y dictadores y otras elevadas dignidades. Pero la casa de Crespí se resintió de la decadencia del romano imperio, eclipsándose por algún tiempo su grandeza y explendor, hasta que sus esclarecidos descendientes, que se habían dispersado en varias provincias de aquel vasto imperio, fundaron en Francia la ciudad de Crespí, una de las principales del condado de Valois. De este célebre y antiquísimo linaje de Crespí tomó su nombre la no menos célebre y calificada casa de San Simón, la cual como aparece en los apuntes genealógicos puestos en nota, diciendo del emperador Carlo-Magno por su hijo, insigne por su sabiduría y santidad, el cual, abrazando fervorosamente la vida monástica, fué el último vástago de la tan egregia y por tantos siglos continuada varonía de Crespí, sucediendo en el condado su hermana Hildebranda. Pero a fin de perpetuar la memoria de los méritos y preclaras virtudes de Simón de Crespí, dióse a su condado el nombre de tierras o estados de San Simón. Casó Hildebranda, condesa de Crespí, con Heriberto, príncipe de la regia e imperial estirpe de Carlo-Magno, y sus ilustres descendientes, sosteniendo hasta nuestros días el explendor de su preclara y elevada alcurnia, han conservado por apellido el nombre de San Simón, siendo actualmente en las Islas Baleares muy considerado y apreciado por su nobleza e hidalguía Don Luis de San Simón y Orlandis, conde de San Simón. Las armas que ostenta son: Escudo cuartelado; el 1o. y 4o. jaquelado de oro y azur, el jefe cosido del mismo color, cargado de tres flores de lis del mismo metal; el 2o. y el 3o. de sable, cuartelado por una cruz llana de plata, cargada de cinco veneras de su color; timbrado con corona condal.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo II, página 56, Num. 760
Madrid, 1857.