Santacilia. Cinco siglos ha durado la existencia de esta ilustre y preclara familia en Mallorca, y otros tantos ha durado  tambien la gloriosa serie de brillantes servicios y heróicas acciones hechas por los Santacilias á su rey y á su patria. Empezando por la conquista de aquella isla, vemos en ella á Arnaldo de Santacilia, uno de los principales capitanes de la gente de Don Gaston, vizcode de Bearne, cuyo magnate remuneró sus servicios dándole una alqueria en la villa de Alaron, y un hospicio dentro de la ciudad, en el barrio del Sitjar. Que este caballero fué el fundador de su ilustre casa en Mallorca, consta por fidedignos documentos; y que sus descendientes conservaron siempre su alta calidad, se desprende de las noticias que vamos a transcribir.
Berengario de Santacilia fué gran privado del rey Jaime III de Mallorca, interviniendo en la confirmacion de los fueros y privilegios de aquel reino, otorgada por el espresado monarca en 1332.
Arnaldo de Santacilia y Benaser, capitan valerosísimo que se distinguió en las guerras de Flandes, mereció del sumo pontífice Paulo VI, en virtud de breve apostólico de 15 de noviembre de 1556, privilegio perpetuo de altar portátil, del cual disfrutan en el dia los Zafortezas, sus descendientes: fué jurado de dicha ciudad y reino por el estado noble en los años 1568 y 1576, y murió en 30 de agosto de 1588.
Don Juan Miguel de Santacilia y Togores, del hábito de Alcántara, en 1635 levantó una compañía, con la que pasó á la conquista de las islas de Santa Margarita y San Honorato, en la Provenza: siguió en el año 1641 en el ejército que de Mallorca pasó á socorrer la plaza de Tarragona, y murió en 24 de setiembre de 1644.
Don Pedro de Santacilia y Pax, caballero de la órden militar de Calatrava, empezó sus heróicos servicios en el año 1632, levantando á sus costas una compañía de quinientos hombres, con que pasó á las guerras de Milan, y despues á la Alsacia con el ejército del duque de Feria: hallóse en las acciones mas comprometidas, y dos años despues reclutó en Alemania una compañía de dragones que presentó al infante cardenal, uniformada y armada á sus costas, quien le mandó que pasase con ella á combatir á los enemigos: y hallándolos en Borlinguerra les provocó á batalla, que si bien salió de ella victorioso, fué á costa de la vida de su hijo Don Arnaldo. Pasó despues á Maguncia, y con sus tropas se apoderó del castillo de Mitelburg, haciendo una multitud de prisioneros: pasó á Mallorca de órden de S. M. donde facilitó un alistamiento de dos mil hombres, por cuyo servicio, con real despacho de 14 de setiembre de 1635, fué nombrado almirante y gobernador de los bajeles que se aprestaban en Cataluña. Posteriormente le nombró su Magestad gobernador general de dragones del ejército español; y por haber dado pruebas de su acendrado valor en las fronteras de Portugal y en el principado de Cataluña, fué nombrado gobernador general de la caballería de Castilla la Vieja. Durante el sitio de Tarragona, tuvo arrojo bastante para introducir víveres en aquella plaza, pasando por toda clase de peligros; derrotó á los enemigos impidiéndoles que quemasen el puente de Tortosa; en 1611 fué nombrado ministro del supremo consejo de Guerra; en el año siguiente se le espidió real patente de gobernador de Menorca, en donde tuvo la gloria de desbaratar la armada francesa que se habia internado en el puerto de Mahon. Para descanso de tantas fatigas fué nombrado procurador  real del reino de Mallorca; siguió en su patria siendo útil á su rey, ya capturando doscientos once bandidos que remitió á los presidios de Sicilia, ya haciendo reembarcar los mil hombres de la armada francesa que habian tomado tierra en Alcudia, y prestando otros servicios no menos heróicos, que hicieron su repuatcion europea. murió el 19 de diciembre de 1668.
Don Juan Miguel de Santacilia y Togores, hijo de Don Pedro, fué caballero del hábito de Santiago y page del rey Don Felipe IV. Murió en Madrid en 20 de noviembre de 1669.
Don Nicolás de Santacilia y Togores, tambien hijo de Don Pedro, fué caballero de la órden militar de Alcántara, page del rey Don Felipe IV y ugier de cámara de Don Carlos II. Siendo capitan de corazas fué nombrado maese de campo, y pasó á Mesina con un tercio de infantería que habia levantado en Mallorca, donde el marques de Villafranca, en 18 de setiembre de 1676, le encargó la defensa de la Esqueleta y puestos de aquella frontera, cuya conservacion se debió á su valor. Por tales servicios le ascendió S. M. á general de la artillería de Mallorca, y le nombró alcaide del castillo de San Carlos. Murió en 26 de enero de 1694.
Don Arnaldo de Santacilia y Ordoño, hijo de Don Juan Miguel de Santacilia y Togores, murió en 3 de noviembre de 1702, acabando con él su nobilísimo apellido.
Armas: Tres fajas encarnadas en campo de plata.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo III, página 281, Num. 1491
Madrid, 1857.