Select Page

LUCAS

Lucas. Entre las mas escelsas prerogativas del monarca, brilla la de poder ensalzar á los humildes y humillar a los soberbios, sin que sea permitido á los grandes y magnates de la nacion oponer ninguna resistencia para admitir en su seno al que el rey haya honrado, ni aun manifestar el mas ligero reparo en tratarle con las cordiales deferencias y altas consideraciones que á su clase corresponden, pues en este punto debe ser por todos profundamente acatada la voluntad del soberano. Nos sugiere esta reflexion la casa de Lucas, que siendo de modesta posicion, se vió instantáneamente enaltecida y colocada entre las mas elevadas clases del estado, siendo de notar que esta trasformacion ó elevacion no ha sido en nuestros dias ni en estos últimos siglos, sino en tiempos que estaba la nobleza en su apogeo y mayor esplendor; en tiempos que podrian llamarse el siglo de oro de la nobleza.
En efecto, reinaba en España el rey Don Enrique IV, cuando su fiel criado y privado íntimo Miguel Lucas, natural de Belmonte, que ya ejercia los cargos de canciller mayor de S. M., su consejero corregidor de Baeza y alcaide de las ciudades de Jaen y Alcalá la Real, fué condecorado con la dignidad ecuestre y con privilegio de nobleza, estensivo á todos sus descendientes de ambos sexos, en virtud de real cédula de 12 de junio de 1455.
Tres años despues, á los veinte y cinco de marzo, convocó el rey en sus reales alcázares de Madrid á toda su real familia, los prelados y priores de las órdenes, la grandeza, todo su consejo y el cuerpo diplomático; y estando sentado en su trono, mandó á su secretario Alonso de Velaco que proclamase á Miguel Lucas, Baron de Lucas, Conde de Lucas y Condestable de Castilla. La ceremonia fué brillantísima y uno de aquellos actos solemnes de que ya no nos queda memoria, si no lo hubieses publicado la real Academia de la Historia.
Las armas que Don Enrique IV designó á Miguel Lucas y á todos los de su linage son: Escudo cuartelado; el 1o. y 4o. en oro un leon rapante de gules; 2o. y 3o. banda de oro en campo de azur, con orla de seis leones de oro en campo de gules.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo IV, página 28, Num. 1588
Madrid, 1857.