CARRIOCarrió. El noble linaje de Carrió es de mucha antigüedad y muy buenos hidalgos en las montañas de Asturias, donde tiene su solar en un lugar que se llama Carrió. Los de este linaje siguieron mucho la casa del rey Don Alonso II el Casto (poque no conoció mujer), y de estos hidalgos proceden los que ahora son del linaje de Carrió. Traen por armas un escudo enmantelado en tres cuartos; en el primero tiene un castillo de plata, puertas y ventanas azules, con un lebrel a la puerta atado con una cadena, en campo de sangre; debajo de dicho castillo unas ondas de aguas  azules y blancas, que es el propio río que pasa por debajo de dicho lugar y solar de Carrió, que va a dar al mar a cuatro millas de Oviedo. Y en el otro cuarto alto una cruz de oro con sus piedras y perlas a manera de la de San Salvador de Oviedo, en campo celeste, que es la que se apareció a dicho rey en la batalla naval, en la cual se halló uno de este linaje. Y asimismo en el otro cuarto bajo, una cruz colorada y hueca, a manera de la de Calatrava, en campo de oro.

Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo IV, página 69, Num. 1630
Madrid, 1857.