Select Page

Pelayo – Escudo Heráldico



Según algunos tratadistas este apellido se originó con don Pelayo, caudillo  que dio comienzo a la Reconquista.

Desde tiempos muy antiguos hubo casas solares de este linaje en Brugos y en Santander.  en la villa de Espinosa de los Montero (Santander), hubo numerosos solares del apellido Pelayo, que fueron monteros de S. M. durante los siglos XVII, XVIII y XIX, y todos probaron plenamente su nobleza de sangre. Del solar de la Vega de Pas (Santander), procede el ilustre filántropo don Ramón Pelayo y de la Torriente, nacido en Valdecilla en 1810 a quien el rey don Alfonso XIII le otorgó el marquesado de Valdecilla en 1916, dignidad que el mismo monarca elevó a la Grandeza de España en 1927.

Sus armas: En campo de oro, un león rampante, de gules

paypal_butt_big2


Dorado – Escudo Heráldico

Linaje de origen gallego, que tuvo casa solar en la Parroquia de Gestoso, perteneciente al ayuntamiento de Monfero, y partido judicial de Pontedeume, en la provincia de La Coruña. Uno de los miembros de este troncal gallego de los Dorado, don Lope Dorado, vecino de la Coruña, hizo probanza de hidalguía en el año 1518.
Sus armas: En sinople, cinco torres, de oro, almenadas y mazonadas de sable, puestas en aspa.

paypal_butt_big2

Cea – Escudo Heráldico

Buenas tardes, el escudo de hoy es el del apellido Cea, se me ha solicitado el del apellido Zea, y el Nobiliario Español de don Julio de Atienza, Barón de Cobos de Belchite, al llegar al apellido Zea, nos envía al apellido Cea. El Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España de Francisco Piferrer, nos da lo siguiente:

Cea. No lejos de Sahagun está la villa de Cea, sentada sobre ásperos peñascos, en las márgenes del río de su nombre. Corresponde á la provincia y diócesis de Leon, partido Judicial de Sahagun, audiencia y capitanía general de Valladolid.

Tiene por armas las de sus dueños, Sandovales; en escudo dorado, una banda negra.

paypal_butt_big2

Tamayo – Escudo Heráldico

Linaje catalán, extendido por toda la Península. Probó su nobleza en la Orden de Santiago en los años 1637, 1684 y 1794, en la de Calatrava en los años 1686 y 1754, y en la de Carlos III en 1792 y 1794, y numerosas veces en la Real Chancillería de Valladolid. Don Francisco Tamayo de Mendoza fué creado Marqués de Villahermosa en1696; don Andrés Tamayo y Varona, Marqués de Casa Tamayo en 1775, y don Manuel Tamayo y Carvajal, Marqués de la Gomera en 1817. Doña Angela Tamayo y Ramírez, fué autorizada en 1888 para usar en España el título de pontificio de Marquesa de Tamayo.

Sus armas: En campo de gules, una banda de plata, acompañada de cinco estrellas de oro, tres arriba y dos abajo.

paypal_butt_big2

Palacios – Escudo Heráldico

 
 
Por los años 1550 florecía en el reino de Navarra la ilustre casa de Palacios, descendiente de renombrados antepasados. Su antiquísimo palacio, conocido desde tiempo inmemorial, estaba en dicho reino en el lugar de Luquin, merindad y jurisdiccion de la ciudad de Estella. Sus ruinas, que se ven aún  hoy dia, revelan su antigua importancia y remota antiguedad. Allí fue la cuna de la casa de Palacios que florece actualmente en Azcoitia, sosteniendo con distincion la nobleza de un preclaro origen. Era tanta la consideracion de que gosaba la casa de Palacios, que en el año 1687 se concedió asiento en córtes, en el reino de Navarra, a los Acedo solo por ser descendiente por hembra de la de Palacios. Don Pedro de Palacios, presentó pedimento de hidalguía contra el consejo de la villa de Oñate en el año 1668, y en contradictorio juicio probó su nobleza por los cuatro costados tan completamente, que en auto y sentencia de 13 de agosto de 1668, se mandó que fuese admitido á la vecindad, honores, prerogativas, privilegios y distinciones que aquella villa suele dar á los demás caballeros hijos-dalgo de ella, repartiéndole los oficios de paz y guerra propios y peculiares de los mismos.
Las armas de esta ilustre casa son: Escudo de gules flanqueado por una aspa compuesta de dos hileras de jaqueles de oro y gules.
Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España
Por D. Francisco Piferrer
Tomo II, página 274, Num. 1101
Madrid, 1857.

paypal_butt_big2